sábado, 19 de junio de 2010

::: Bety Cariño no te enterramos, "te sembramos" :::

La represión a los grupos que buscan autonomía se ha convertido en una constante. Durante algunos años se pensó que esta condición se debía a las usanzas y ejercicios del partido en el poder, a gobiernos priistas. Sin embargo, al paso de los años, la alternancia del partido en el poder y la permanencia de estas represiones; resulta evidente que no depende de la corriente política que gobierne un país, un Estado o un Municipio, sino que se debe a problemáticas estructurales de la sociedad, la política, la economía y la cultura de los mismos.


En abril de este año, bajo un gobierno federal azul, un gobierno estatal tricolor y un gobierno municipal autónomo, en San Juan Copala, Oaxaca fue masacrada una caravana humanitaria conformada por activistas sociales y observadores internacionales, perdiendo la vida Bety Cariño y Jyri Jaakola.

video



Esta situación es causada por la marginación de los puebos indigenas y la población que vive en regiones rurales de este país; las condiciones de salud, educación, empleo, vivienda y satisfacción de necesidades más básicas son más que desatendidas, ignoradas por los gobiernos correspondientes y-responsables.


Para una gran mayoría de estas regiones, la alternativa para satisfacer mínimamente estas necesidades ha sido salir de sus comunidades a buscar "oportunidades" de trabajo en la ciudades, con la esperanza de que sus condiciones de vida mejorarán.


En una próxima entrada trataremos este fenómeno migratorio, sus razones y sus consecuencias.

2 comentarios:

  1. Fue una lamentable pérdida la de Bety, una mujer cuya muerte sello su vida. Una mujer entregada a su pueblo. La misión es ahora nuestra "con el corazón ardiente, desde abajo y a la izquierda"

    ResponderEliminar
  2. Es lamentable su fallecimiento y el contexto en el que ocurrió. Leí algunos de sus ensayos sobre el tema indígena. Excelentes. Hay que seguirla leyendo y hacer eco de sus ideas. Saludos

    ResponderEliminar